Cuatro Mil Doscientos Millones

4.200.000.000, es la cantidad de habitantes que tiene en la actualidad el continente asiático . En los últimos meses del año pasado se daba la noticia en todos los medios que en nuestro planeta llegábamos a los 7.000 millones de habitantes. En el siguiente cuadro estadístico de la distribución de habitantes por continentes vemos que Asia es el continente con mayor cantidad de personas.

Como podemos ver solamente Asia ocupa casi  dos tercios de la población mundial con 4.200 millones de habitantes. Aún dentro de Asia hallamos dos países mayoritarios ocupando un tercio de la población mundial. Ellos son China con 1.350 millones de habitantes e India con 1.240 millones. Comparativamente, solo China o India por separados tienen más habitantes que toda África junta. Y Juntando a China e India tienen mayor población que toda América, Europa y Oceanía juntas. En la década del 2001 al 2010 China tuvo un crecimiento de 69,7 millones. En el mismo periodo de tiempo India tuvo un crecimiento de 170,1 millones.

Observando con atención esta información tan completa aparecen datos verdaderamente reveladores, sobre los cuales deberíamos saber hacer una lectura apropiada. Asia tiene el 60% de la población de la tierra. Es el lugar geográfico de la tierra de mayor cantidad islámica.

EL centro del Islam sigue estando en Asia, pues el 80% de lo musulmanes habitan ahí. También el hinduismo y el budismo nacieron allí. La persecución va en aumento. Más de 1000 iglesias han sido quemadas en los últimos tiempos.

En resumen, Asia es el continente más grande en cuanto a población, con un crecimiento anual de más del 1%, destacándose India con 1,4% de crecimiento anual. Mientras que el crecimiento mundial del Islam se estima en 1,9%. El 80% de los musulmanes de todo el mundo viven en Asia. Y solamente el 3,5% del continente son evangélicos.

De esta manera Asia se torna uno de los mayores desafíos de la iglesia en la actualidad.

Qué haremos con este desafío?

~

Seis Mil Seiscientos Grupos No Alcanzados

«Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones…» Mt 28:19

El Señor en la gran comisión nos envía a hacer discípulos a todas las naciones. En el original griego esta palabra naciones significa concretamente etnias y no se refiere a naciones políticas, sino a grupos étnicos, esto es grupos homogéneos que cuentan con una misma cultura y mismo idioma.

En la actualidad el mundo tiene 194 países reconocidos internacionalmente y unos 49 estados más que no son reconocidos de manera general. Todos estos lo componen 16.700 grupos étnicos.

A modo de ejemplo para que nos ayude a entender mejor esto veamos a China, con más de 1.300 millones de habitantes y siendo un solo país cuenta con 519 grupos étnicos.

De los 16.790 grupos étnicos en el mundo 6.600 aún no han sido Alcanzados con el Evangelio de Jesucristo. Se consideran grupos No Alcanzados a aquellos que cuentan con menos de un 2% de su población que son evangélicos y menos del 5% de adherentes, estos son cristianos nominales.

Por mencionar algunos veamos a los cinco países con más etnias no alcanzadas:

India:              2.192 Grupos Étnicos No Alcanzados

China:              427            ”                        ”     

Pakistán:         374            ”                         “

Bangladesh:     353            ”                        “

Nepal:               309            ”                        “

Si prestamos atención a la suma de las etnias no alcanzadas de estos cinco países veremos que tienen mas de la mitad de los Grupos No Alcanzados del mundo. Podríamos seguir mencionando Indonesia, Sudan, Laos, Irán, etc.

En el mapa se destacan los 10 países con mas Grupos Étnicos No Alcanzados con el Evangelio. Para conocer mas detalles podemos acceder en el siguiente link: http://joshuaproject.net/international/es/global-countries.php

Como iglesia tenemos la responsabilidad de hacer que les llegue las buenas noticias de salvación a todos estos pueblos. Debemos ser obedientes a la Palabra de Dios de «Hacer discípulos a todas las naciones». Debemos intensificar nuestras oraciones para que el Evangelio corra. 

~

«Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.» Ap 7:9-10

~

Dos Mil Cien Millones!!!

Completando la información citada en la entrada anterior de este blog, donde vimos estadísticas que nos revelan un creciente aumento en la población mundial y habiendo llegado a los 7.000 millones de habitantes, deberíamos preguntarnos cuál es la realidad del Evangelio en este mundo actual.

Veamos el siguiente cuadro estadístico que nos muestra la realidad y el desafío que tenemos por delante.

  Seguidores de Jesucristo                  10%                                                 Cristianos nominales                         20%                                                     Escucharon y no respondieron          40%                                                           Sin exposición al Evangelio                30%

Obviamente debemos predicar a todos, a tiempo y fuera de tiempo, pero más concretamente la tarea restante es el 30 % de la población mundial que nunca ha escuchado una exposición clara del Evangelio del Reino de nuestro Señor Jesucristo, esto equivale aproximadamente a unos 2.100 millones de habitantes en todo el mundo. La gran mayoría de estos se encuentran ubicados dentro de los países de la ventana 10/40.

El Mayor Desafío Religioso

1.476 millones de musulmanes                                                                                          987 millones de hinduistas                                                                                                  619 millones de budistas

Más Obreros, Más Oración

Qué vamos a hacer con este desafío? La tarea es mucha y los obreros pocos… Necesitamos una iglesia movilizada y más comprometida en llevar el Evangelio hasta lo último de la tierra. Necesitamos más obreros, formados espiritual y ministerialmente. Necesitamos una iglesia mas comprometida con la oración intercesora por los pueblos no alcanzados.

«¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.» Jn 4:35
~